EL AMOR QUE NOS HACE DECIR ABBA | Avalon Church

Érase una vez un hijo que decidió pedir su herencia por anticipado e irse muy lejos de la casa de su padre para gastar la fortuna a su mejor parecer.  (Lucas 15:11-32).

En la Parábola del Hijo Prodigo, podemos ver como el hijo se aleja del amor del padre, pero el amor del padre nunca se aleja del hijo.  En el Nuevo Testamento  encontramos que Jesús vino a revelar algo más del Padre, revela el  AMOR de  Padre y entonces nosotros ahora podemos decir:    “Abba”, esta es una palabra aramea que significa “papito”.  Jesús nos enseña a orar  y  comparte con nosotros su posición de hijo el cual nos lleva a proclamar:   “Abba”.   Este  amor paterno  nos da la seguridad  que si nos portamos bien o mal, el amor de nuestro Padre nunca nos abandonará.

Caminando con Adán o con Cristo?

Los cristianos somos huérfanos cuando nos alejamos del amor del Padre, cuando caminamos junto con Adán, el cual se gastó toda su herencia,  se gastó el paraíso!!!,  Adán  lo hecho a perder todo por desobediencia y por ello pago  el precio que  fue la expulsión del Paraíso, “ Espinos y abrojos te producirá, y comerás de las plantas del campo… (Génesis 3:18).    Pero…recordemos  que  a Jesús antes de ir a la cruz lo coronan con una corona de espinos y abrojos,  lo que significa que la  maldición de Adán en Cristo ha sido rota,  en Cristo ya no estamos bajo maldición, sino bajo bendición de un Padre que dio a su hijo por cada uno de nosotros  (Juan 3:16) y que si ese Padre nos corrige es para nuestra bendición.

Por todo esto nada ni nadie, ni las pruebas, ni las angustias, ni la prosperidad nos deben de apartar del amor de Dios.  Al hijo prodigo la desobediencia lo lleva a pensar en la  herencia la cual a su vez  lo alejo del amor de su padre, pero no fue una separación definitiva.  Cuando este hijo   ya no tenía nada  pidió ayuda pero  nadie le hizo caso y ni los cerdos lo ayudaron,    esto le ayudo a comprender  que  lo que el necesitaba era a su padre.  Al final este hijo recuperó la herencia y el amor del padre.

La Fiesta…

El padre de la parábola del hijo prodigo le  hace una fiesta de bienvenida al hijo,  (Lucas 15:22) pero no una fiesta como el hijo la quería, sino como el padre quería…. le puso anillo nuevo que significaba compromiso,  lo ve venir harapiento y le da vestiduras nuevas, vestiduras de santo sin merecerlo, le da vestiduras de hijo, porque la Palabra de Dios dice:  “-Aunque tus pecados fueran rojos como la grana, nuestro Papá Dios los pone blancos como la nieve.”  (Isaías 1:18). 

Oro  en el nombre de Jesús para que puedas sentir el amor del Padre sobre tu vida, oro para que cuando eleves tus oraciones al Todopoderoso  el Espíritu Santo te lleve a decir “Abba…”

Ileana Sánchez

Spanish Coordinator

EnglishEspañol
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x