HABLAR EL AMOR

Que es mas fácil expresar el amor con hechos? O expresarlo con palabras?
Nuestro Señor Jesús cuando camino entre nosotros expreso el amor de las dos formas y hoy sigue hablando y haciendo actos de amor, porque Dios es amor.
Mateo 12:34 dice:”…porque de la abundancia del corazón habla la boca. El hombre bueno, del buen tesoro del corazón saca buenas cosas; y el hombre malo, del mal tesoro saca malas cosas.”
Jesús nos recuerda con este mensaje que lo que decimos revela lo que hay dentro de nosotros. Dios entronizado en nuestro corazón produce palabras de bendición. Qué tipo de palabras salen de nuestra boca? Estas son una indicación de quien reina en nuestro corazón. No podemos solucionar el problema del corazón cambiando de vocabulario. Tenemos que permitirle al Espíritu Santo que nos llene con actitudes y motivos nuevos; luego su vocabulario se limpiara desde adentro. Dios reinando en su corazón producirá palabras de amor, porque Dios es amor.

Hablamos-Construimos…# 1
Santiago 3:1-8 “Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad. La lengua está puesta entre nuestros miembros, y contamina todo el cuerpo, e inflama la rueda de la creación, y ella misma es inflamada por el infierno.”
Nuestras palabras tienen poder para construir pero no siempre lo que decimos es para edificación, tal es el caso de lo que Santiago dice en estos versículos.
Es importante tanto lo que usted dice como lo que no dice. La apropiada manera de hablar no es decir solamente las palabras correctas en el momento oportuno, sino que incluye controlar los deseos de querer decir lo que no debe. Ejemplos del uso incorrecto de las palabras incluyen la murmuración, el menospreciar a otros, la manipulación, las acusaciones, la calumnia, etc.
Debemos tener cuidado con lo que decimos pensando que más tarde nos podremos disculpar, ya que algunas veces el daño de lo que se dijo permanece. Algunas palabras expresadas con enojo pueden destruir una relación que necesito años para establecerse.

Hablamos-construimos…#2
En el libro “El Poder de la Proclamación” escrito por Derek Prince, introduce el concepto de que la Palabra de Dios escrita y el Espíritu Santo obran juntos para producir el poder de la Palabra hablada.
Lucas 5:12-16, “Entonces, extendiendo él la mano, le tocó, diciendo: Quiero; sé limpio. Y al instante la lepra se fue de él.”
Los leprosos se consideraban intocables porque las personas temían contraer la enfermedad. A pesar de todo Jesús se les acerco y los toco para sanarlos. A quien conoces tu hoy en día que necesite el amor de Dios? Como Jesús lo hizo con una sola palabra sano a los leprosos, tu puedes hoy con una sola palabra demostrar amor y hablar bendición sobre una persona.
Construimos el amor de Dios sobre nuestras familias proclamando las promesas del Señor sobre ellos. Llamando las cosas que no son como si ya fueran (Romanos 4:17), construimos amistades, llevamos fe, esperanza, gozo, etc.

Oro al Todopoderoso palabras de bendición sobre ti y tu casa, en el nombre de Jesús. Amén!

Ileana Sanchez

Spanish Coordinator