EL PODER DE HABLAR LA BENDICION | Avalon Church

Prov. 18:21:  La muerte y la vida están en poder de la lengua, Y el que la ama comerá de sus frutos.

Hay numerosas razones por las cuales no recibimos una bendición; la primera es la falta de obediencia. Casi todas las bendiciones que están mencionadas en la biblia son condicionales sobre nuestra obediencia a lo que Dios manda en Su Palabra.  Pero, hay otra razón por la cual no recibimos las bendiciones de Dios, y esto es el tema que quiero tratar en este espacio,  es el poder de la bendición  con  nuestras palabras.

Nuestras palabras traen poder. Son semillas espirituales, que “plantamos” para causar una cosecha de algún tipo u otro.  Todo lo  que hacemos en la esfera espiritual es mediante nuestras palabras. Oramos con palabras, adoramos con palabras, quebramos las maldiciones con palabras, echamos fuera a los demonios con palabras, y bendecimos con palabras. Cada palabra que hablamos entra a la esfera espiritual  y  causa algún efecto.

La boca del justo profiere sabiduría y su lengua habla rectitud. Salmo 37:30

Hablar la bendición es: una declaración que alguien con autoridad espiritual pronuncia sobre una persona o circunstancia.

Bendición: consagrar, apartar, hacer santo.

Génesis 12:1-3  Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré.  Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición.  Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.”

Con estas palabras el Señor crea la Nación de Israel y lo que se conoce como el pueblo Judío.  Estamos llamados a bendecir a Israel porque recordemos… Bendeciré a los que te bendigan y maldeciré a los que te maldigan.

Mateo 12:37 Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado.

Las declaraciones perversas  hacen una marca muy profunda en nuestra vida y pueden regir la conducta de un individuo,  Las palabras amables establecen  un camino a seguir por generaciones.   Es importante entender que  la palabra dicha no se puede revertir.

Una campana no es campana hasta que la haces sonar.  Una canción no es canción hasta que la cantas. El amor no es amor hasta que lo das.”  Poeta: Oscar Hammerstein

Una bendición no puede convertirse en una bendición hasta que se pronuncia. Es por ello que es muy importante que como cristianos sepamos hablar correctamente, porque lo que tú digas puede causar muerte o vida.  Recordemos que por palabras de  calumnias Jesús fue condenado a la muerte en cruz.

El poder de la palabra hablada radica en una mezcla en nuestra boca de:   la Palabra escrita de Dios y el Espíritu Santo obrando al mismo tiempo,  cuando esto se activa se declara bendición y entonces nuestro Señor Jesús libera su autoridad y respaldo sobre nuestras palabras aquí en la tierra, como resultado de esto el  mundo espiritual y natural se mueven.

Me gusta lo que dice en Romanos 2:12 en la versión Las Américas pues es gran verdad al respecto: ““Y no os adaptéis a este mundo, sino transformaos mediante la renovación de vuestra mente, para que verifiquéis cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno, aceptable y perfecto.”    Así que no importando la circunstancia en la que te encuentres,  es necesario que trasmitas esa buena actitud y con amor transformes para bien la vida de los que te rodean y puedas heredar a tus hijos muchas virtudes de las que tienes en tu vida.

Ileana Sanchez

Spanish Ministry Coordinator

EnglishEspañol
1
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x