“El siguiente día, grandes multitudes que habían venido a la fiesta, al oír que Jesús venía a Jerusalén,  tomaron ramas de palmera y salieron a recibirle, y clamaban: !!Hosanna! !!Bendito el que viene en el nombre del Señor, el Rey de Israel!   Y halló Jesús un asnillo, y montó sobre él, como está escrito: No temas, hija de Sion; he aquí tu Rey viene, Montado sobre un pollino de asna.” Juan 12:12-14

La gente fue en multitud a ver a Jesús porque sabían de su gran milagro al resucitar a Lázaro de la muerte.   La adoración para Él fue breve  y el compromiso superficial, pues en pocos días nada harían por detener su crucifixión.  La devoción basada únicamente en emociones o curiosidad desaparece pronto.

“ Estas cosas no las entendieron sus discípulos al principio; pero cuando Jesús fue glorificado, entonces se acordaron de que estas cosas estaban escritas acerca de él, y de que se las habían hecho.   ”  Juan 12:15

Después de la resurrección de Jesús, los discípulos entendieron por primera vez muchas profecías que pasaron por alto hasta ese momento.  Las palabras y acciones de Jesús cobraron nuevo significado y mayor sentido.  En retrospección los discípulos vieron como Jesús los estuvo guiando a una comprensión mejor  y profunda de Su verdad.    Deténgase ahora y considere los acontecimientos en su vida que lo han llevado hasta donde se encuentra hoy.   Cómo lo ha guiado el Señor hasta este punto?  A medida que camina por la vida mirara hacia atrás y vera con más claridad la participación de Dios en todas las sendas por donde ha transitado.

El hombre moderno vive entre lo que escucha del mundo y lo que Jesús le dice a través de la Palabra.  Jesús tiene una respuesta para todas las preguntas, sean de negocios, de los hijos, del matrimonio, de la familia, ,etc. En cambio el enemigo ofrece al mundo engaño, mentira, desaciertos, dudas, etc. que si no tenemos a Cristo en el corazón podemos caer en la trampa muy fácilmente.

El mundo de hoy se debate en la toma de decisiones, constantemente escuchamos frases a nuestro alrededor como por ejemplo: “Sé que estoy mal pero no sé qué camino tomar”, “conozco la Palabra de Dios pero no la puedo aplicar en mi vida”, “sé que es lo que tengo que hacer pero no lo hago”, “estoy a la espera que Dios haga algo  para tomar una decisión”, etc., y así cada día vemos a todas las personas tomar algún tipo de decisión, pero la decisión más importante, la base de donde parten todas las demás decisiones que usted tome en su vida es tomar la decisión de seguir a Cristo esto significa vivir en la fe, la Palabra de Dios dice: -El justo por fe vivirá-. Vivir ya no solo en  el esfuerzo humano, sino por lo que Él ha hecho en nosotros, el Señor no quiere que luchemos solo con nuestras fuerzas,  Él quiere que nos esforcemos, seamos valientes que no tengamos miedo y que caminemos en fe.

Para terminar medite si usted es un cristiano que vive en la verdad de ser Hijo de Dios, que su realeza  no es de este mundo o de este siglo,  cree que usted está del lado del  Señor y que por lo tanto  vivirá en  la verdad?.   Le invito a que se una a la verdad de Dios, que sea transparente en su vida para escuchar la voz de Dios, ríndase a vivir en fe.  La Palabra de Dios dice: –Conoceréis la verdad y la verdad os hará libres-.

Bendecidos con toda bendicion.

Ileana Sanchez

Spanish Ministry Coordinator