LOS QUE SE VAN Y LOS QUE SE QUEDAN | Avalon Church

“Al escucharlo, muchos de sus discípulos exclamaron: «Esta enseñanza es muy difícil; ¿quién puede aceptarla?  Jesús, muy consciente de que sus discípulos murmuraban por lo que había dicho, les reprochó:  —¿Esto les causa tropiezo?   Qué tal si vieran al Hijo del hombre subir adonde antes estaba?  El Espíritu da vida; la carne no vale para nada. Las palabras que les he hablado son espíritu y son vida. Sin embargo, hay algunos de ustedes que no creen”.  

Porqué las palabras de Jesús hicieron que muchos de sus seguidores lo abandonasen?  Es posible que se hayan dado cuenta que no sería el Mesías-Rey Conquistador que esperaban.  O quizás porque Jesús rehusó ceder  ante sus exigencias egocéntricas.  El Señor enfatizo la fe y no los hechos.   Para algunos sus enseñanzas  eran difíciles de entender y algunas de sus palabras eran ofensivas.  Viviendo en el presente,   al leer la Palabra de Dios crecemos en nuestra fe y al mismo tiempo tenemos retos más grandes, es ahí cuando es posible que nos sintamos tentados a apartarnos porque las lecciones de Jesús las sentimos muy  difíciles dado que vivimos en un mundo de cultura light.

Cuando tenga la tentación de apartarse de Jesús como los hicieron algunos de sus seguidores en ese entonces,  que su reacción no sea la de darse por vencido y pasar por alto las enseñanzas de nuestro Señor.  En lugar de esto pida al Padre que le muestre  el significado de Sus enseñanzas y le diga cómo se aplican en su vida diaria,  luego tenga el valor de actuar en base a la verdad de Dios.

El Espíritu Santo da vida espiritual, sin la obra del Espíritu Santo ni siquiera podemos ver nuestra necesidad de vida  nueva. Toda renovación espiritual empieza y acaba en Dios.  Él nos revela verdad, vive en nosotros y luego nos capacidad para responder a esa verdad.

“Desde entonces muchos de sus discípulos le volvieron la espalda y ya no andaban con él. Así que Jesús les preguntó a los doce:   —¿También ustedes quieren marcharse?    —Señor —contestó Simón Pedro—, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna.” Juan 6:66-68

Para Jesús no existen términos medios.  Cuando pregunto a sus discípulos si también se irían, les mostraba que podían tanto aceptarlo como rechazarlo.   Como respuesta al mensaje de Jesús algunas personas se fueron, otros se quedaron y creyeron de verdad,  algunos  otros como Judas se quedaron pero intentaron usar a Jesús como ganancia personal.   Muchas personas hoy en día se alejan de Cristo, otros asisten a la iglesia por una cuestión social, para recibir aprobación de familia y amigos, o relaciones de negocios.  En realidad solo hay dos respuestas posibles a Jesús: lo aceptas o lo rechazas.

Como has respondido a Jesús?

Ileana Sanchez

Spanish Ministry Coordinator

 

EnglishEspañol
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x