“Siempre orando por vosotros, damos gracias a Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo,  habiendo oído de vuestra fe en Cristo Jesús, y del amor que tenéis a todos los santos,  a causa de la esperanza que os está guardada en los cielos, de la cual ya habéis oído por la palabra verdadera del evangelio,  que ha llegado hasta vosotros, así como a todo el mundo, y lleva fruto y crece también en vosotros, desde el día que oísteis y conocisteis la gracia de Dios en verdad.” Colosenses 1:3-6

Donde quiera que Pablo iba y predicaba el evangelio a audiencias gentiles, a lideres judíos hostiles y a sus guardias romanos, la gente que creyó en ese mensaje fue transformada.   La Palabra de Dios no es solo para nuestra información, es también para nuestra transformación!  Ser cristiano significa iniciar una nueva y total relación con Dios, no solo dar vuelta a una hoja y determinar hacer lo bueno. La Palabra de Dios en nuestras vidas nos hace vivir en gratitud y significa tener un propósito cambiado, dirección nueva , actitud y conducta diferentes porque nuestro corazón es sensibilizado.

Recordando con gratitud el gran amor de Dios sobre nosotros, con ese mismo amor y gratitud los cristianos podemos  impactar mas allá del vecindario y de las comunidades. El amor cristiano por otros viene del Espíritu Santo como lo dice en Gálatas 5:22.  La Biblia habla de esto como una acción y una gratitud, no solo como una emoción.

Alguna vez en alguna parte, una persona con corazón agradecido hizo una oración por ti, para tu conversión, ahora te toca a ti orar por otros agradeciendo al Señor que después de un largo viaje has llegado a una nueva vida.  Si no sabes cómo orar, toma el modelo de Pablo por los colosenses,  ora para que: 1) Llegan a la salvación de Cristo. 2) Para que obtengan sabiduría espiritual. 3) Para que agraden y honren a Dios. 4) Crezcan en el conocimiento de Dios.  5)Esten llenos de la fortaleza de Dios, y sean siempre agradecidos.

Viviendo en gratitud es vivir para agradar al Señor, glorificar su Santo nombre, crecer en Su conocimiento, amar al prójimo, ser obedientes a su Palabra.

Ileana Sanchez

Spanish Ministry Coordinator