La Noche Divina, La Noche de Navidad | Avalon Church

“Consolaos, consolaos, pueblo mío, dice vuestro Dios.  Hablad al corazón de Jerusalén; decidle a voces que su tiempo es ya cumplido, que su pecado es perdonado; que doble ha recibido de la mano de Jehová por todos sus pecados.” Isaias 40:1-2

El profeta pregunta qué ha de gritar?  lo que se debe gritar es que toda carne es como una hierva que se seca y se muere, como los arbolitos de Navidad que después de las fiestas están ya en la basura, los regalos que afanosamente se compran también se secaran, pero lo que permanece para siempre es la Palabra del Señor, la cual es la clave para saber que el verbo se hizo carne y habitó entre nosotros,  María entendió muy bien esto y dijo: –He aquí la esclava del Señor, hágase en mi según tu Palabra.  Celebramos muchas fiestas cristianas, pero se nos olvida cual es el mensaje del Espíritu para nosotros,  la Palabra de Dios comienza diciendo: –Consuelen, consuelen a mi pueblo-, esto es el mensaje de Navidad, Cristo  viene en la plenitud de los tiempos a traer el consuelo a todos aquellos que lo esperaban, a todos los que anhelaban la liberación definitiva de sus vidas, a todos los que esperaban una respuesta a sus corazones, Cristo es la luz que alumbra la oscuridad, es el que ilumina a todo hombre.  El pueblo de Dios estamos llamados a consolar, porque este es el primer mensaje de Navidad que prepara  nuestro corazón.  Los regalos, las cenas, las tarjetas no son el consuelo del que  habla Isaías.

La consolación viene de  aquella noche divina en que Jesús llego a este mundo  y llega a aquel que está solo. Emmanuel quiere decir: “Dios con nosotros” y si Dios esta con nosotros quien estará contra nosotros?,  Cada vez que hacemos el bien, cada vez que dejamos que alguien haga la voluntad de Dios… es Navidad,  así pues la Palabra de Dios dice: –consuelen, consuelen a mi pueblo-.

El lugar en donde nació Jesus fue un lugar de lo más sencillo, fue ahí en esa humildad donde Jesús,    Maria y  José pernoctaron, esa lugar  insignificante se convirtió en la primera iglesia  gloriosa que ha habido aquí en la tierra, ahí estaba la plenitud de los tiempos, el Rey de Reyes y Señor de Señores, y porqué en esa humildad?, porque dice la Palabra de Dios que el que se humilla será levantado,  es por ello que Navidad es también  tiempo de corazones humildes y sencillos, los títulos, la menciones honoríficas no son nada comparados con el amor de Cristo, Juan Bautista decía: -es necesario que Él crezca y que yo disminuya-,  así mismo debe ser en nosotros, porque si Cristo que estaba tan tranquilo en su gloria no se hubiera rebajado y humillado hasta la muerte, hoy nosotros no tendríamos la oportunidad de gozar la Navidad, nuestra vida no  fuera lo que hoy es.  

El tiempo de Navidad es tiempo de compartir con los demás, de visitar enfermos, de ayudar a viudas y huérfanos, Navidad es pues tiempo de consolar, tiempo de vivir la Palabra de Dios, porque si esa Palabra se  encarna  en usted y se hace vida es Navidad, Pablo dice: –Ya no vivo yo, Cristo  vive en mi-. No perdamos de vista pues que Navidad no es música, no son villancicos, ni cosas materiales,  no se sienta triste si no va tener cena de Navidad, porque con cena o sin cena la Navidad  es cuando la Palabra de Dios esta dentro de un corazón que la cree, que la acepta y se le da potestad para ser hijo de Dios.

Ileana Sanchez

Spanish Ministry Coordinator

 

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x